Saltar al contenido

10 Ventajas y desventajas de los fondos de inversión

Los fondos de inversión son un vehículo de inversión con una serie de ventajas y desventajas que el inversor debe conocer. Los fondos pueden ser el producto ideal para un perfil de inversor y uno que no cubre las necesidades de los demás. Por lo tanto, es esencial conocer bien sus principales defectos y virtudes para determinar si se ajustan a lo que necesitamos.

Ventajas y desventajas de invertir en fondos de inversión

Ventajas de los fondos de inversión

1- Gestión profesional

Está gestionado por un equipo de profesionales cualificados con conocimientos y experiencia en el sector, por lo que se supone que aportará un valor añadido que se reflejará en un aumento de los rendimientos esperados por el mercado, o en términos de protección del capital. El acceso a un fondo nos da la seguridad de que hay todo un equipo detrás de él que cuidará de nuestros intereses. Un inversor privado rara vez podría dedicarse a tiempo completo a la supervisión de sus inversiones, llegando a conclusiones eficientes, como hacen los fondos de inversión.

2- El tiempo

Si un inversor compra acciones, debe seguir cada uno de estos activos, llevando a cabo su análisis y conclusiones, a través de un seguimiento exhaustivo, que consume nuestro valor más preciado, el tiempo. Con un fondo de inversión, podemos “olvidarnos” de la cartera mucho más fácilmente que con una cartera de valores, lo que nos ahorrará mucho tiempo y esfuerzo en el análisis y las operaciones. Muchos inversores no valoran este factor, pero aunque pensamos que obtendremos menores rendimientos con este tipo de producto, nuestro tiempo también tiene su precio.

3. Fácil de monitorear

Los fondos actualizan sus valores de liquidez diariamente, así que es fácil saber el valor real de cualquiera de nuestras posiciones, así como su comportamiento. Además, en las hojas de evaluación del fondo, tenemos una multitud de índices calculados que facilitarán esta tarea. Esto da tranquilidad a los inversores, ya que después de algún acontecimiento en el mercado podemos saber un momento después de que el mercado cierra el valor real de nuestra inversión.

4. Impuestos favorables

Uno de los puntos a favor es la fiscalidad, ya que permite retrasar el pago de las plusvalías hasta el momento de la venta. Con los fondos, podemos transferir los activos entre los fondos sin tener que hacer la venta real, y así ajustar el pago de impuestos al momento en que sea más favorable. Si, por ejemplo, no queremos estar en ningún producto financiero y estamos en liquidez, también podemos hacerlo transfiriendo el dinero a fondos monetarios.

5- Todo tipo de estrategias a nuestro alcance

Hay fondos para todos los gustos. Hay muchas estrategias en los fondos de inversión, y cualquier estrategia que se nos ocurra, si funciona, puede tener un fondo que la aplique. También tenemos estrategias no convencionales, como mercados neutrales, multi-estrategias o fondos de valor típico. Todo este abanico de posibilidades le permitirá adoptar cualquier tipo de estrategia, dependiendo del momento del mercado o de nuestros gustos personales. Estas estrategias se definen en su vocación de inversión, que debe ser respetada por el gestor del fondo y que marcará la filosofía de inversión, así como una serie de puntos clave que el gestor del fondo debe respetar.

6- Transparencia y seguridad

En la actualidad, existen dudas sobre la solvencia y fiabilidad de muchos corredores, especialmente los especializados en derivados, con sede fuera del país. Por otra parte, los fondos de inversión no tienen este problema, ya que los reguladores de cada país imponen un gran número de requisitos para la constitución de un fondo, además del control constante sobre los mismos. Algunos inversores, por ignorancia, temen que sus economías desaparezcan repentinamente si firman un fondo, y esto es algo que no puede suceder, ya que la reglamentación impone muchas barreras, como la diferencia entre el administrador y la empresa depositaria, así como la presencia de un regulador. En nuestro caso, dicho regulador es el CMVM, que monitoriza los dos anteriores.

7- Pocas barreras de entrada

Los fondos de inversión requieren una pequeña inversión inicial, ya que están compuestos por inversiones de bajo valor para facilitar la entrada en el fondo a nuevos inversores. Al ingresar a un fondo, debemos adquirir una participación mínima, que será equivalente al valor neto de los activos del fondo. Este valor suele ser muy bajo, lo que permite la entrada de todo tipo de inversores, lo que significa que no hay barreras de entrada. En los fondos especializados hay criterios de capital mínimo, pero en la mayoría de los fondos no es así. En el caso de tenerlo, lo más común es una tenencia mínima de 1000 euros.

8- Diversificación

Estos fondos deben cumplir con los criterios de gestión de riesgos, lo que conduce a una diversificación eficiente. Los fondos deben distribuir sus activos entre varias inversiones, protegiendo al inversor de posibles errores en la selección de los activos por parte de la sociedad gestora. Esto reducirá el riesgo que corre el inversor. Además, para el inversor, sería imposible comprar la misma cartera que el fondo de forma personal por altas comisiones de compra y venta, en cambio, el fondo con gran riqueza puede hacerlo a un costo muy bajo.

9 – Acceso a los bonos

Para muchos inversionistas es difícil acceder a los bonos, por el capital mínimo requerido o simplemente por la falta de conocimiento de cómo hacerlo. Por lo tanto, si queremos invertir en renta fija, hacerlo a través de un fondo de inversión es una buena alternativa, ya que podemos acceder a muchos valores y bonos que no están disponibles para el inversor individual debido a su elevado capital mínimo.

10- Acceso a mercados exóticos

Cada vez es más fácil acceder a los mercados exóticos, pero hay muchos inversores que no invierten por ignorancia o desconfianza. Los fondos de inversión ponen a nuestro alcance cualquier mercado que podamos imaginar. Desde el capital ruso hasta la deuda de alto rendimiento de algún país asiático. Los fondos de inversión nos dan un nuevo abanico de posibilidades que pueden ayudar al inversor como complemento de las estrategias habituales en los mercados.

Desventajas de los fondos de inversión

1 – Costes

Un fondo de inversión tiene varios costos que deben ser considerados. Es cierto que los costos no son “pagados” por el inversionista, ya que están incluidos en el rendimiento final del fondo, pero a largo plazo se perciben. Hay muchos estudios académicos sobre el tema, y todos concluyen que hay fondos que cobran honorarios excesivos, más altos que el valor que el administrador es capaz de crear. Deberíamos valorar bien los costos finales del fondo a través de los gastos actuales, y tratar de seleccionar aquellos con menos comisiones.

2- Penalizar los movimientos

Algunos fondos tienen costos de suscripción y venta, son pocos, pero existen. Estos costos pueden ser altos porque se basan en los activos que suscribimos. Los gerentes justifican diciendo que el propósito de los fondos es canalizar los ahorros a largo plazo y que no son un producto para comercializar. Tienes que mirar cuidadosamente antes de entrar en un fondo para asegurarte de que no tienen altas tasas de suscripción y redención, o podrías asustarte cuando dejes el fondo.

3- Confianza en la empresa gestora

Este es un punto clave. Debemos determinar si queremos confiar nuestro dinero a una empresa de gestión y que ésta haga lo que crea conveniente. El problema es que el público en general depende del sistema bancario tradicional, y aunque tiene buenos productos, la banca de inversión tiende a tener las mejores alternativas. Hay muchos pequeños gerentes con tradición y experiencia que tienen excelentes recursos, pero como no saben su nombre, muchos inversores dudan de que se trate de un plan financiero. No te dejes influenciar por la “marca” del fondo y abre tu mente a más compañías de gestión.

4- Falsos fondos activos

Es una sombra que vuela sobre la industria de la gestión de activos. ¿Los gerentes realmente hacen algo? Esa es una pregunta que, desafortunadamente, es difícil de responder. Cada vez más fondos salen a la luz que están cobrando altas tarifas a los participantes, mientras que siguen el índice sin hacer nada. Este es uno de los mayores riesgos a los que se expone el inversor medio, la gestión activa falsa. Hay razones como el Error de Seguimiento y su relación con las comisiones que nos dicen que ayuden, como explicamos con el Valor de Ratio. Por lo tanto, debemos analizar bien el fondo antes de entrar, ya que si caemos en las garras de uno de estos fondos, tendremos un enorme costo de oportunidad.

5- Sustitutos a menor costo

La fuerte aparición de los ETF fue, afortunadamente, un golpe para la industria de los fondos. Los ETF son productos de inversión que tienen por objeto replicar un índice a un costo muy bajo, lo que los convierte en un sustituto casi perfecto de los fondos de inversión de gestión pasiva. Por lo tanto, si no confiamos en la capacidad de los gestores para vencer a los mercados, y llegamos a la conclusión de que la gestión pasiva es la mejor alternativa a largo plazo, los ETF pueden ser una alternativa razonable a los fondos de inversión. Incluso para la gestión activa, si se hace bien.

6- Tiempo fuera del mercado entre las transferencias

Es fácil hacer transferencias entre fondos, gratuitas en muchos casos y no paga por las ganancias de capital, pero no es automático. Si hacemos una orden de transferencia, nuestro dinero permanecerá en el “limbo” por un período indefinido. Primero debe reembolsar el fondo que hemos suscrito, luego nuestro corredor debe procesar la solicitud para llegar al nuevo fondo de destino, y finalmente el fondo de destino debe procesarlo hasta que tengamos el nuevo fondo en nuestra cuenta. Este período es muy variable, dependiendo del principio

Te Puede Interesar   Fondo de inversión ¿Qué es y cómo funciona?