Saltar al contenido

¿En qué consiste la hipoteca inversa en Colombia 2020?

Un nuevo mecanismo ha entrado en acción en Colombia: la hipoteca inversa, el cual entra en vigencia en noviembre. Bajo este decreto se beneficiarán enormemente a los adultos mayores, a quienes va dirigida exclusivamente esta ley.

Este proyecto promulgado por el gobierno de Colombia ha sido ampliamente discutido por los ciudadanos, en especial los más afectados. Pero, ¿en qué consiste la hipoteca inversa? ¿Qué tipos de hipotecas inversas han sido anunciadas?

La hipoteca inversa

Es un mecanismo anunciado por el ministerio de hacienda de Colombia que tiene como objetivo a los adultos mayores. Este decreto busca brindarles beneficios a los ciudadanos de edad avanzada al recibir beneficios a costa de una garantía especial. Este es un decreto que afecta únicamente a aquellas personas que cuenten con una edad superior a los 65 años.

El ciudadano de tercera edad que se adjunte a la hipoteca recibirá ingresos a costa de su vivienda. Este es un ejercicio contractual que se realiza entre la persona de edad avanzada y su banco o aseguradora. Una vez que el ciudadano afiliado al programa ha fallecido, su vivienda pasará a manos de su aseguradora o banco.

Este decreto fue promulgado para beneficiar a aquellas personas que han elegido la compra de propiedades como forma de ahorro. Las personas que cuentan con propiedades sin beneficio, ahora tendrán ingresos por medio de una entidad registrada.

Tipos de hipotecas inversa

Las también llamadas rentas vitalicias inmobiliarias, cuentan con 3 tipos de opciones diferentes que son ofrecidas por las entidades financieras. La principal diferencia entre ellas es el tipo de pago y su ejecución por parte de la entidad financiera.

Te Puede Interesar   Formas de invertir de manera rentable en bienes raíces

Estas opciones le permiten al rentista optar por una mayor comodidad en base a sus intereses particulares. Por su parte, las entidades cuentan con múltiples opciones de pago y condiciones que el rentista debe cumplir para afiliarse.

Renta vitalicia inmobiliaria inmediata en la hipoteca inversa

Este es un tipo de contrato en el que la entidad financiera le garantizará un pago periódico al rentista. Este pago periódico tendrá como referencia una prima única definida, la cual se terminará de abonar al fallecer el rentista.

Bajo este tipo de pago pueden verse beneficiados múltiples personas, quienes recibirán ingresos periódicamente.

Renta temporal verdadera con renta vitalicia diferida

Bajo este contrato, el beneficiario recibirá un pago periódico que durará un tiempo establecido de diferimiento cierto. Finalizado el periodo diferido, el beneficiario obtendrá la suma correspondiente a una renta vitalicia hasta el día de su fallecimiento.

Durante este periodo de diferimiento pueden presentarse situaciones que afectan directamente a los herederos de los beneficiarios. En caso de que el beneficiario fallezca en el transcurso del periodo de diferimiento, se realizará un pago único. Este pago único será recibido solamente por los herederos del beneficiario.

Renta inmobiliaria inmediata con oportunidad de retracto

De optar por este contrato, el beneficiario contará con el pago de una renta en base a una prima única. Sin embargo, en esta opción el beneficiario tiene la capacidad de retractarse de los términos firmados en el contrato. Esto acarrea que el beneficiario asuma responsabilidades contractuales como compensación a la entidad financiera que le ha estado beneficiando.

En este caso, el beneficiario deberá realizar el pago correspondiente a la entidad financiera por el valor de rentas recibidas. De la misma forma, el beneficiario deberá asumir todos los costos relacionados a la transferencia.

Te Puede Interesar   cosas que puedes hacer sobre el cambio climático

Condiciones para optar a una hipoteca inversa

Si eres mayor de 65 años de edad y quieres optar por esta hipoteca, existen condiciones que debes cumplir. Estas son de carácter obligatorio, independientemente del tipo de hipoteca que quieras solicitar para tu vivienda. Entre ellas tenemos:

La propiedad debe estar acreditada

Debes acreditar la pertenencia de tu inmueble, ya que esto indica que eres dueño absoluto de la propiedad. Esta medida es obligatoria porque evita problemas jurídicos en cuanto al otorgamiento de la renta vitalicia.

Así mismo, protege tanto a los dueños de la propiedad al definir claramente a quién va dirigida la hipoteca.

Debes acatar un pequeño estudio de tu persona e inmueble

Un estudio será llevado a cabo sobre su persona para determinar el valor de la renta vitalicia. En este estudio se tomará en cuenta la edad del beneficiario y las condiciones de salud en que se encuentra.

De la misma manera, se estudiarán las condiciones en las que se encuentra el inmueble. Esto se realiza con la finalidad de determinar el estado de su vivienda y así establecer su valor real.

Debes acatar una asesoría especial

Se te debe proporcionar información y asesoramiento en este tema antes de firmar cualquier tipo de contrato sobre esta hipoteca. Este asesoramiento es impartido por la entidad financiera que pasará a desarrollar el contrato.

De esta manera, el beneficiario determinará si le es conveniente hipotecar o no su vivienda con los términos acordados. Este asesoramiento es de carácter obligatorio y debe exigirse a la entidad financiera.

Uso el inmueble

La vivienda debe seguir estando bajo uso por el beneficiario; la vivienda no puede estar abandonada o deshabitada. Esta condición aplica hasta que el beneficiario de la hipoteca haya fallecido.

Te Puede Interesar   Backtesting: definición y ejemplos

En caso de múltiples beneficiarios; el uso de la vivienda será necesario hasta que el último de ellos haya fallecido.

Responsabilidad de gastos

Deberás acatar todos los gastos, ya sea de servicio o administración, serán tu responsabilidad. En este caso el beneficiario queda exento del pago de cuotas extraordinarias correspondidas a administración.

Por su parte la aseguradora deberá ser responsable del pago correspondiente a las escrituras de la propiedad. A su vez, la aseguradora se responsabilizará por el pago de los impuestos asociados.

El valor de la renta puede variar

El pago de la renta vitalicia no es fijo, es decir, puede ser modificado durante el transcurso de forma anual. Esto puede decrecer dependiendo del estado de la inflación en el país.

En caso de un aumento repentino de la inflación, el valor de la renta podrá disminuir. Sin embargo, la actualización del valor de la renta sólo puede concederse una vez al año, no más.